Maiasaura, una madre prehistórica ejemplar (El instinto maternal de los dinosaurios)

Maiasaura, que significa “Lagarto madre atenta” fue un dinosaurio de los conocidísimos “pico de pato” que habito Norteamérica a finales del Cretácico, junto a los restos de este animal se descubrieron decenas de nidos en un lugar que hoy es conocido como la Montaña de los Huevos (Egg’s Mountain), en Montana, Estados Unidos. Esta fue la primera prueba de que muchos de los dinosaurios de la era Mesozoica, contrario a lo que se pensaba hasta ese momento, cuidaban de sus crías, las alimentaban y protegían de las innumerables amenazas que existían en un mundo tan hostil como lo debio de haber sido el Mesozoico.

Maiasaura peeblesorum, la primera prueba del instinto
maternal de los dinosaurios.

Este ornitópodo se alimentaba de plantas, hojas, frutas y semillas, se ocupaba del nido desde su incubación y la tarea de esta madre no terminaba al nacer las crías, las cuidaban prácticamente hasta que estas pudieran valerse por si mismas, abandonar el nido y aventurarse en el cretáceo, el número de nidos hallados cerca y la cantidad extraordinaria de fósiles de crías fue la razón por la cual al lugar en donde se encontraron se le conozca como la Montaña de los Huevos, donde Maiasaura nos demuestra que algunos dinosaurios gigantes se ocupaban de sus crías y que en la era de los lagartos terribles no todo era terror y sangre.

Anuncios

Una historia más de connacionales, un poco de los dinosaurios en México

Caray amigos, que mejor manera para empezar este mes de marzo que hablar de nuestro querido México y es que se hallaron huellas de estos animales en Coahuila, esto viene a reforzar la idea de que México en el Cretácico fue una abundante cantera de lagartos terribles y que incluso hay algunos exclusivos del país.

En tierras mexicanas (también en Coahuila) se halló otro exclusivo, al que se le conoce como Coahuilaceratops magnacuerna y si ponen un poco de atención al nombre Binomial verán lo de magnacuerna y es que se cree que este muchacho contaba con los cuernos más grandes de entre todos los dinosaurios.

Labocania anomala y Coahuilaceratops magnacuerna, dos dinosaurios exclusivos de México.

El lugar más rico en cuanto a fósiles hallados es lo que ahora es el semidesierto coahuilense en el Ejido Rincón Colorado, Municipio de General Cepeda, Coahuila, es ahora un lugar muy diferente a como fue en el pasado.

Del lado izquierdo vemos como es actualmente el desierto de Rincón Colorado de Coahuila, una zona árida y abajo vemos su contraparte cretácica, este territorio era abrazado por un inmenso río cuyos brazos formaban lagos y pantanos, en este ambiente lo que más prosperaba eran los dinosaurios conocidos como “pico de pato”, algunos tipo tyrannosaurio y otros pequeños conocidos como ornitomímidos, ellos coexistían con cocodrilos, cangrejos y ammonites (los invertebrados más comunes del mesozoico), a este lugar se le bautizo como “Las playas del cretácico” por la riqueza en cuanto a fauna y por lo peculiar del ecosistema.

Otro dinosaurio descubierto hace poco y que es 100% mexicano es el que se le conoce como Velafrons coahuilensis, descubierto también en Coahuila y que pertenece al grupo de los hadrosaurios, se cree que pudo haber sido un animal que alcanzara tamaños desmesurados como sus otros hermanos mexicanos Lambeosaurus Laticadus y una especie de llamada Kritosaurus, aunque no recuerdo el nombre binomial completo.


Aquí tenemos un gráfico que compara a un ser humano con un Lambeosaurus Laticadus(el de rojo), un dinosaurio mexicano.

Tal vez a la próxima tengas algo diferente que contar a tus amigos, y es que, contrario a lo que se pensaba hasta hace poco, han existido muchos dinosaurios en México y como siempre, no tenemos nada que envidiarle a las especies de otras partes del planeta.