El día en que la vida casi se detuvo: la extinción masiva del Pérmico-Triásico

hace 251 millones de años ocurrió el evento que más ha comprometido la vida en el planeta tierra, la extinción masiva del pérmico-triásico, al final de esta masacre prehistórica desapareció el 95% de todas las especies que habitaban el recién formado supercontinente Pangea, este ha sido el golpe más duro que ha enfrentado la biodiversidad, especies que habían estado presentes desde hace mucho tiempo atrás fueron eliminadas para siempre del globo, como los trilobites, los primeros amos no unicelulares de nuestro planeta.

Un supercontinente llamado Pangea.

Una vez pasada esta hecatombe la vida tardo bastante en recuperarse, de 10 a 15 millones de años, las causas de este acontecimiento aún no han sido establecidas con exactitud aunque la más plausible está relacionada con un supervolcán que se hallaba en lo que ahora es Siberia, esta falla volcánica pudo haber sido originada por un asteroide colosal, de unos 50 kilómetros de diámetro (el que se encargó de apartar a los lagartos terribles del registro fósil se cree que medía “solo” 10 kilómetros de diámetro), las temperaturas habrían subido por el calentamiento provocado por las erupciones volcánicas liberando el hidrato de metano que se encuentra congelado en las profundidades de los océanos, fraguando un escenario atroz para la vida marina, las temperaturas no dejan de incrementarse, los océanos se privan de oxígeno, se produce sulfuro de hidrógeno el cual una vez que llega a la superficie arrasa con animales y plantas, lo más preocupante para nosotros no es como haya sucedido todo esto sino que puede que ocurra de nuevo, por que como todos saben estamos a las puertas de un desastre sin precedentes llamado calentamiento global, el hidrato de metano está congelado como lo estuvo antes de que ocurriera la carnicería del pérmico, en esos mismos tiempos la temperatura aumento alrededor de 20°C y hoy en día ya ha subido 2.3°C aproximadamente, solo que esto último ha ocurrido en un tiempo geológico dramáticamente corto, unos 150 años.

A finales del pérmico un orden de animales habia alcanzado un estatus de dominio: los terápsidos (un grupo de animales de los cuales se cree que descienden nuestros antepasados mamíferos), pero fueron horrendamente diezmados, sus poblaciones se redujeron catastróficamente y nunca pudieron recuperarse.

Terápsidos: un orden de animales que estaba predestinado a dominar el planeta los cuales fueron terriblemente diezmados durante el evento de extinción de finales del pérmico.

Cuando la noche cede el paso al día, al día después de la extinción, cerca del 95% de las especies marinas y algo así como el 70% de los animales terrestres han desaparecido, fue una catástrofe nunca antes vista, un cataclismo el cual se encargó de abrirle el paso a un superorden de animales que dado a sus características revolucionarias, su astucia y adaptabilidad se convertirían en uno de los mayores éxitos de la evolución y en los AMOS Y SEÑORES INDISCUTIBLES del planeta tierra por más de 150 millones de años: los Dinosaurios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s