Una historia más de connacionales, un poco de los dinosaurios en México

Caray amigos, que mejor manera para empezar este mes de marzo que hablar de nuestro querido México y es que se hallaron huellas de estos animales en Coahuila, esto viene a reforzar la idea de que México en el Cretácico fue una abundante cantera de lagartos terribles y que incluso hay algunos exclusivos del país.

En tierras mexicanas (también en Coahuila) se halló otro exclusivo, al que se le conoce como Coahuilaceratops magnacuerna y si ponen un poco de atención al nombre Binomial verán lo de magnacuerna y es que se cree que este muchacho contaba con los cuernos más grandes de entre todos los dinosaurios.

Labocania anomala y Coahuilaceratops magnacuerna, dos dinosaurios exclusivos de México.

El lugar más rico en cuanto a fósiles hallados es lo que ahora es el semidesierto coahuilense en el Ejido Rincón Colorado, Municipio de General Cepeda, Coahuila, es ahora un lugar muy diferente a como fue en el pasado.

Del lado izquierdo vemos como es actualmente el desierto de Rincón Colorado de Coahuila, una zona árida y abajo vemos su contraparte cretácica, este territorio era abrazado por un inmenso río cuyos brazos formaban lagos y pantanos, en este ambiente lo que más prosperaba eran los dinosaurios conocidos como “pico de pato”, algunos tipo tyrannosaurio y otros pequeños conocidos como ornitomímidos, ellos coexistían con cocodrilos, cangrejos y ammonites (los invertebrados más comunes del mesozoico), a este lugar se le bautizo como “Las playas del cretácico” por la riqueza en cuanto a fauna y por lo peculiar del ecosistema.

Otro dinosaurio descubierto hace poco y que es 100% mexicano es el que se le conoce como Velafrons coahuilensis, descubierto también en Coahuila y que pertenece al grupo de los hadrosaurios, se cree que pudo haber sido un animal que alcanzara tamaños desmesurados como sus otros hermanos mexicanos Lambeosaurus Laticadus y una especie de llamada Kritosaurus, aunque no recuerdo el nombre binomial completo.


Aquí tenemos un gráfico que compara a un ser humano con un Lambeosaurus Laticadus(el de rojo), un dinosaurio mexicano.

Tal vez a la próxima tengas algo diferente que contar a tus amigos, y es que, contrario a lo que se pensaba hasta hace poco, han existido muchos dinosaurios en México y como siempre, no tenemos nada que envidiarle a las especies de otras partes del planeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s